No es fácil, ni dificil esos adjetivos pueden ser inadecuados al hablar o pensar sobre cambios. «Diferente» me gusta más. Diferente tiene un grado de incertidumbre muy tentador, como la vida misma. Diferente es no tener el control, no hacerlo como antes, no guiarme por pensamientos inadecuados o desactualizados. Diferente es nuevo, es riesgo, es acción, es potencial, es fluir, soltar, esperar.

Un cambio puede darse tan rápido como esto: «Tienes razón»… y un «tienes razón» se parece a «no lo había pensado así», «me gusta, resuena, da paz eso que me dices»

Un cambio un tris más largo puede que se resista un poco a darse, a mi me gusta para esos casos escribir, escribir porque decido cambiar, que implica mi cambio, que beneficios me trae, en que me perjudica quedare en lo que estoy… un listado de lo positivo y negativo de ese cambio y así mi cabeza se va vaciando de ideas que de otra forma solo revolotearian desconcentrandome todo el dia o varios días. Y así poco a poco el cambio se da y da paz, porque es justo, honesto, sincero.